La playa que crece en la Amazonia de Colombia y que no es un paraíso

Source: La playa que crece en la Amazonia de Colombia y que no es un paraíso

Tenemos experiencia personal de testigos que hemos enviado a Amazonas que han visto y nos han testificado con fotos de los daños a la salud de los indígenas producidos por la minería ilegal llevado a cabo por los oreros. Dicha actividad tiende a soltar químicos muy tóxicos a las fuentes y ríos, entre los cuales está el mercurio. Luego los indígenas y gentes nativas en la selva beben esta agua envenendada. Los garimpeiros de Brazil que minan el oro ilegalmente en Brasil y  Venezuela han causado la muerte de muchos inocentes indígenas Yanomamis y estoy seguro de otras tribus, sin mencionar los daños a la creación de Dios causado por actividades poco supervisados y controlados por las leyes de los países que a su vez deberían ser derivadas y sujetas a la ley divina. 

La minería es una actividad necesaria para proveer la sociedad con minerales y productos de las riquezas de la tierra que Dios ha creado. Pero dicha actividad siempre ha de  ser hecho sujeta a la ley de Dios: de amar al prójimo como a si mismo,  la ley no robar, y la ley de no matar para mencionar algunas.  Es interesante que en los juicios finales asociados con la segunda venida del Señor dice que: “Y se han airado las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo para que los muertos sean juzgados, y para que des el galardón a tus siervos los profetas, y a los santos, y a los que temen tu nombre, pequeños y grandes, y para que destruyas los que destruyen la tierra.” (Apocalipsis 11:18) ¿Cuando va a despertar la Iglesia para predicar la ley moral de Dios contra toda clase de injusticia del mundo?  Véase 1 Timoteo 1:5-11   sobre el uso legítima de la ley divina contra toda clase de mal del mundo. La ley ha de salir de Sión y la palabra de Dios de Jerusalén! (Is. 2:2-3)